EL MALHUMOR CRECIENTE – 1° PARTE: “DEUDA EXTERNA”

EL MALHUMOR CRECIENTE – 1° PARTE: “DEUDA EXTERNA”

673
8
Compartir

Por Oscar Natalichio, CENTRO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (CIEYS)

Muchas veces los títulos y las encuestas señalan de manera sintética una conclusión “creíble”, especialmente cuando esos títulos reflejan un sentimiento “generalizado” entre la población: el malhumor en este caso.

Lo que no indican es de qué forma se expresa esa generalización que suele ser distante de la realidad o no. Para saberlo es necesario trabajar (investigar) las coherencias de los datos que se han obtenido y sus causas.

Trabajaremos punto por punto con la encuesta que la consultora Ibarómetro que realizara recientemente comparando los cambios de “humor” de la población entre los meses de febrero y marzo de este año. Dicho trabajo fue informado por Página 12 y reiteramos: fue INFORMADO pero no fue ANALIZADO.

La idea fue determinar “¿Cuál es el principal problema del país?” como una forma de conocer qué opinan sus ciudadanos y cómo ha variado, en el término de 30 días, dicha percepción. Los resultados fueron:

 

Encuesta 1

Comenzaremos con la “preocupación” sobre el más grave problema que afecta hoy a la mayoría de los argentinos, ya que condiciona no sólo su vida diaria sino su futuro, el de sus hijos, el de sus nietos, el de sus biznietos y el de los choznos.

Apenas un 3,2% aparece como preocupados por las medidas que ha tomado este gobierno de las multinacionales de pagarles a los fondos buitres un 1.740% más de los que les correspondía. Para ello se “toma” un préstamo de 15 mil millones de dólares cuyo costo es de mil millones de dólares anuales sólo de intereses y coimisiones bancarias. Y deja abierto el camino al litigio de todos los que cobraron antes.

Apenas un 3,2% aparece como preocupados por las medidas que ha tomado este gobierno.

Quizá es en este rubro donde se expresa con más claridad el dominio cultural que ejercen los medios de comunicación masiva, sumados a una ignorancia colectiva que no alcanza a percibir la gravedad del problema, gravedad que caerá sobre las espaldas y bolsillos de los trabajadores sobre varias décadas.

El dominio cultural no sólo afecta al raciocinio, a la capacidad de razonar, de discernir, de analizar, afecta también al instinto animal que aún existe en nosotros pues somos animales “políticos”. La mayoría posee en su casa un perro o un gato y, si alguno de ellos se ha quemado por aproximarse a una estufa encendida, nunca más le sucederá, salvo que se encuentre enfermo, pues ha aprendido la lección de su imprudencia.

Nosotros ya hemos vivido este proceso, ya nos hemos quemado en la estufa encendida que aleja al animal que antes se quemó, por lo tanto, debemos estar enfermos: de odio inducido por los medios; de ignorancia adquirida por la desinformación de los mismos sobre la realidad, donde imponen la mentira reiterada como norma. Actuamos como sub animales con el agravante que nos creemos inteligentes o sabios.

La mediocridad y el analfabetismo funcional se ha instalado en los cerebros de casi la mitad de la población argentina y ha convertido a esa casi mitad en muertos vivos, donde, si los medios informan que las inundaciones fueron provocadas por La Cámpora, no sólo lo creen, sino consideran que ha sido un descubrimiento de ellos, un razonamiento de ellos, de su sabiduría, de su intuición y así lo manifiestan públicamente, mostrando, descaradamente, su ignorancia como conocimiento.

La mediocridad y el analfabetismo funcional se ha instalado en los cerebros de casi la mitad de la población argentina y ha convertido a esa casi mitad en muertos vivos.

Dentro de este grupo hay un sector que sabe lo que son 16 pesos y reaccionan si se lo quitan, pero es indiferente si se trata de 16 mil millones de dólares, que es el monto de lo que nos quitaron en este año (15.000 de “préstamo” y mil de intereses y coimisiones). La cifra es tan grande que no reconoce al ladrón.

Para que puede vincularlo con objetos que circulan a su alrededor (y no puede desconocer) es necesario hacer un ejercicio donde se pueda apreciar lo que se puede adquirir con ello. Volvamos al peso moneda nacional convirtiendo los 16 mil millones de dólares al cambio de 15 pesos por dólar y salgamos de compra.

encuesta2

Los precios unitarios utilizados para estas opciones si usted posee 240 mil millones de pesos corresponden a los que publicó el supermercado Coto para la semana que está transcurriendo. Hay que señalar que no son los más económicos. Pero estos cálculos pueden dar una mejor idea de la dimensión de la canallada que este gobierno de las multinacionales está realizando y del nefasto papel de volver a endeudarnos sólo para enriquecer a un pequeño grupo del cual los funcionarios, empezando por Mauricio, ya que son parte la activa que engrosa sus cuentas offshore con los “retornos” que los felices buitres les transfieren.

Y un cálculo final: si utilizamos los 24 mil millones de paquetes de harina para colocarlas en fila, con 5 de ellos cubrimos un metro; por lo tanto, la línea harinera sería de 4.800 millones de metros o, en kilómetros 4 millones 800 mil. El perímetro de nuestro planeta tierra, en el ecuador, es de 40.075 kilómetros, lo que significa que con esa harina buitre podemos dar 120 vueltas al planeta al alinear los paquetes uno tras otro.

Próxima entrega:  EL MALHUMOR CRECIENTE 2° PARTE “LA INFLACIÓN”

 

 

8 Comentarios

Dejar una respuesta